domingo, 3 de agosto de 2014

Reconvertir una manicura sencilla


El stamping es la gran invención. En unos minutos tu manicura puede cambiar en un 100% con un pequeño gesto. Estampar se convirtió hace tiempo en una moda, mis primeras placas deben ser de allí por el 2010, pero eso no quiere decir que fuera en esa época en la que empezaran a usarse, sin duda no tengo ni idea de la fecha ni tan solo aproximada (si alguien la tiene es un dato que me haría gracia saber).



¿Qué os parece? Imagino que os gusta lo de estampar y que si es así, nunca teneis suficientes placas... ¡como yo!

6 comentarios:

  1. Hhaahah, pues te ha quedado preciosa; la verdad soy dura para la estampación a estas alturas y no le tomo el sabor, pero en cambio tu si que te la llevas bien con tus plaquitas y esta manicura te ha quedado genial. Haber cuando nos muestras tu colección de plaquitas. Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uiiii aun estoy decidiendo como colocarlas... en cuanto las tenga ordenaditas yo os las enseño. Hasta pronto!

      Eliminar
  2. Mis primeras plaquitas (konad) las compré a primeros del 2010, pero ya llevaba mucho tiempo cotilleando por blogs extranjeros y viéndolas. A últimos del 2008 ya comienza a aparecer información pero pienso que fue en el 2009 cuando se desató la "konadmanía"
    Besos ♥

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.
Responderé a los comentarios cuando sean preguntas.